La FDA Finalmente Admite Que El Pollo Contiene Arsénico Que Causa Cáncer

Salud

Por Rodrigo A. Perez, 08.05.2017



Tras muchos años escondiendo esta noticia, la FDA (Food and Drug Administration) estadounidense se ha visto obligada a reconocer que la carne de pollo que se vende en el país tiene arsénico. El arsénico es un componente químico muy tóxico que causa cáncer y es mortal a dosis elevadas.

Pero, ¿cómo el pollo puede tener arsénico? Pues realmente no es un elemento que contenga u obtenga de manera natural, sino que se agrega a su alimentación a propósito. Si estás tan escandalizado como nosotros al leer este artículo, sigue leyendo para enterarte de todo.

La FDA ha realizado una investigación y ha podido demostrar que el arsénico que se añade a la alimentación de los pollos termina en la carne que consumimos en casa. De ese modo, durante los últimos sesenta años, los estadounidenses han estado comprando y comiendo carne de pollo con arsénico, un químico cancerígeno.

Hasta la exposición de este estudio, toda la industria avícola e incluso la FDA negaban categóricamente que el arsénico incluido en la alimentación de los pollos pudiera acabar en nuestros platos. Decían que el arsénico se excretaba por las heces de los pollos.

Es evidente que nunca ha habido una base científica para realizar tal afirmación, sino que era lo que la industria avícola quería que creyeran los consumidores. Han tardado más de 60 años en hacer un simple estudio para comprobar que eso no era cierto.

Ahora, las pruebas son tan claras que Roxarsone, conocido fabricante de productos de alimentación, ha tenido que retirar su producto de las estanterías de todos los supermercados del país. Aunque hay que seguir investigando para ver todos los culpables de esta trama. La empresa Pfizer es la encarga de la alimentación de los pollos y la que empezó a incluir arsénico. Además, esta compañía también fabrica las vacunas que se inyectan en los niños.

Los productores de Roxarsone son una simple subsidiaria de Pfizer, que se llama Alpharma LLC. Alpharma está obligada a retirar la dosificación tóxica para que no llegue el arsénico a la carne que consumen las personas. No obstante, de momento no tienen planeado hacer lo mismo en la carne que venden en otros países a menos que se vean obligados a hacerlo por ley.

Scott Brown, miembro de la división de Desarrollo de Medicina Veterinaria de la Investigación y de Pfizer Animal Health, ha asegurado que su compañía vende este ingrediente a otros doce países. Pfizer está negociando con las autoridades reguladoras de esos países para ver si pueden seguir vendiendo sus productos sin realizar ningún cambio.

A pesar de que esta noticia ya ha visto la luz, la FDA sigue con su campaña, negando que el arsénico sea perjudicial. Argumentan que se encuentra a unos niveles tan bajos que es totalmente seguro, aunque ya se ha demostrado que es un potente agente cancerígeno.

Por su parte, el Consejo Nacional del Pollo está totalmente de acuerdo con esta organización. En un comunicado oficial emitido tras la noticia de la retirada de productos de Roxarsone, siguen defendiendo que el pollo es seguro para su consumo incluso admitiendo el arsénico que se utiliza.

Y el problema no solo está en el arsénico. También debemos tener en consideración todos los agentes químicos que se introducen al pollo, desde antibióticos, toxinas, hormonas y muchos otros, además de la gran crueldad con la que se trata a los pollos en su producción.

Seguramente, este artículo te hará reflexionar acerca de los productos que consumimos. Probablemente conocías de antemano varios de los productos que se utilizaban para hacer crecer más a los pollos. Nos siguen llegando vídeos de tortura a los pollos, a pesar de todas las leyes de protección animal.

Piensa que todo eso se realiza en países industrializados con un gran número de normas y leyes, con unas organizaciones regulatorias muy poderosas. Ahora, imagina todo lo que pasará en países donde las regulaciones sean mucho más flexibles o incluso no se cumplan para nada.

Si descubrimos infracciones flagrantes en condiciones higiénicas en los mataderos de países industrializados, ¿qué crees que pasará en otros países? ¿Qué tipo de substancias químicas indeseables y perjudiciales llegan a nuestros alimentos? ¿Sabemos realmente lo que estamos comiendo? Sangre contaminada, heces, orina, tripas, productos químicos y cientos de substancias que no conocemos.

A veces, las noticias de este tipo son muy difíciles de encontrar porque los grandes medios quieren taparlas. Pero ahí están. Puedes informarte. En seguida comprenderás que nos estamos contaminando poco a poco con cada alimento que ponemos en nuestros platos. Tú puedes cambiar eso. La decisión solo depende de ti.

Comparte está importante noticia con tus familiares y amigos en Facebook.



Te gustó este articulo?



Comentarios



Origen del articulo Mas: Salud


TE LO RECOMENDAMOS