En un ataque de celos, su esposa lo drogó y le tatuó la frente. Las mujeres corren al ver el tatuaje

Curiosidades Humor

Por Rodrigo A. Perez, 03.10.2017



“No puedo trabajar ni salir a la calle. Para qué hablar de estar en pareja”, se quejó el hombre.

Probablemente sea la pesadilla de cualquier persona; despertar, mirarse en el espejo, y encontrarse con el rostro muy diferente a cómo lucía antes de irse a dormir. De hecho, es tan extraño e irreal, que nadie siquiera imagina que algo así está dentro de las cosas que pueden ocurrir en esta vida. Pues bien, si pensamos dos veces, y nos damos cuenta del inmenso poder que tienen los celos, las marcas permanentes, y las palabras, todo puede dar un giro demasiado drástico.

Pues bien, el famoso programa Caso Cerrado conducido por la Doctora Polo, ha presentado el que posiblemente sea el más insólito de sus capítulos.
¿Los protagonistas?

Pues bien, la historia dice más o menos así:

Luis y Andrea llevaban casi dos años casados cuando, un día como cualquier otro, él se fue a dormir y despertó con el rostro adolorido. Se levantó, fue al baño, y pudo ver la brutal marca que ella le había dejado en la frente. Entonces, luego de percatarse de la gravedad del asunto, decidió demandarla por todos los daños que el tatuaje que tenía en la frente le provocaría. Así llegaron hasta el estrado de Ana María Polo, la famosa abogado y conductora de Caso Cerrado.

Según Andrea, su esposo es el hombre más infiel que existe en el mundo y que, por lo tanto, bien merecido tiene el castigo que le propinó.

Pero, ¿qué hizo ella exactamente? Pues, lo drogó hasta dejarlo dormido y le tatuó las dos siguientes palabras en la frente. Hoy todas las mujeres corren al verlas.
¿Lees bien? Sí, dice “SOY INFIEL”.

Se nota por dónde sea que lo mires. Y Luis está bastante enfadado.
Si quieres saber más sobre este insólito caso, te dejamos los tres capítulos a continuación.

1

2

3



Te gustó este articulo?



Comentarios



Origen del articulo Mas: Curiosidades Humor


TE LO RECOMENDAMOS