Métodos caseros para eliminar la congestión nasal en menos de un minuto.

Salud

Por Rodrigo A. Perez, 17.11.2017



La congestión nasal es un síntoma muy común de gripes, resfríos y alergias que resulta muy desagradable ya que impide la correcta respiración, genera dolor de cabeza y malestar general e incluso cuando se vuelve serio, impide el buen descanso y el sueño de las personas afectadas. Pero eso no es todo, la congestión nasal puede provocar dolores en la vista, pérdida de la audición y alteración de la voz.

¿Cuáles son las causas de la congestión nasal?

1) Reacciones alérgicas: Las reacciones alérgicas provocan el aumento del flujo sanguíneo, la inflamación de las mucosas y la congestión nasal. Los cambios climáticos, en especial pasar de temperaturas cálidas a frías, son una de las principales causas de este trastorno como así también los cambios de estación. En este caso, la congestión nasal puede durar más de un mes o incluso persistir durante todo el año.

2) Rinitis no alérgica: Esta patología consiste en la inflamación de la membrana mucosa de las vías nasales sin presencia de alergia ni otras causas aparentes. Los síntomas son los siguientes: congestión nasal, agua en la nariz, picazón y estornudos. A la inversa de la rinitis alérgica, esta enfermedad es recurrente y los síntomas no mejoran con el paso del tiempo.

3) Gripes y resfríos: Cada vez que sufrimos de un resfrío o de una gripe o de dolores de garganta, aparece la congestión nasal. La causa es la infección viral de las vías respiratorias superiores. Como en el caso de la alergia, el sistema inmunitario reacciona contra la infección liberando histamina en la sangre. La consecuencia es la dilatación de los vasos sanguíneos es la inflamación de las membranas nasales.

4) Sinusitis aguda y crónica: La infección bacteriana de los senos paranasales es un factor que genera congestión nasal durante la noche. En general, la sinusitis aguda está seguida de un resfrío. Entre otros síntomas, podemos citar: dolores de cabeza, sensación de presión en la nariz, pérdida de mucosa, etcétera. Estos síntomas pueden agravarse luego de una sesión de natación.

5) Desviación del tabique nasal: La congestión nasal persistente a menudo es causada por anomalías estructurales. La congestión nasal causada por la desviación del tabique nasal puede manifestarse en una sola fosa nasal o en las dos. Las vegetaciones adenoideas inflamadas y la hipertrofia de los cornetes medios representan otros problemas estructurales que pueden provocar congestión nasal crónica.

6) Efectos secundarios de medicamentos: Esto afecta principalmente a los adultos. Algunos medicamentos pueden alterar la circulación de la sangre y aumentar el flujo en los vasos sanguíneos. Esto provoca inflamación de la mucosa de la nariz, una mayor secreción de mucosidad así como también una obstrucción nasal.

7) Razones psicosomáticas: Según los psicólogos, la congestión nasal y el resfrío pueden indicar necesidad de llorar. Afortunadamente existen algunos remedios caseros para ayudarte a combatir la molesta congestión nasal.

Conozcamos algunas soluciones rápidas.

1) Solución salina: Las soluciones salinas que puedes encontrar en farmacias pueden resultar tratamientos muy eficaces contra la congestión nasal y los problemas de respiración ya que se aplican directamente en las vías nasales provocando una mejora instantánea. Pero también puedes preparar esta solución salina en tu casa con un poco de sal no iodada y bicarbonato de sodio. Una manera rápida, fácil y económica de preparar este remedio casero.

Prepárala de la siguiente manera:  250 ml de agua destilada. 1 cucharadita de bicarbonato de sodio. 1 cucharadita de sal marina no iodada.  1 cucharadita de miel (opcional). Preparación: Calienta el agua en un recipiente y agrega los ingredientes. La miel no es indispensable pero puede ser beneficiosa dadas sus propiedades antibacterianas. Mezcla bien hasta que todo se haya disuelto. Apagar el fuego y dejar enfriar. Coloca la preparación en un recipiente con aplicador (gotero). Aplica dos o tres gotas en cada fosa nasal y conserva refrigerado Importante: Esta preparación no debe guardarse por más de 24 horas.

2) Baño y ducha caliente: Además de ser una experiencia agradable y relajante, tomar un baño caliente es un excelente remedio natural que puedes utilizar para despejar tu nariz de la congestión nasal. En efecto, el vapor del agua caliente penetra en los pulmones y permite respirar mucho mejor, desbloquea las vías nasales y expulsa la mucosidad con mayor facilidad. ¡Utiliza aceites esenciales para potenciar los efectos del baño!

3) Hojas de eucaliptus: Otro remedio casero muy popular para aliviar la congestión nasal es la inhalación del vapor de eucalipto, una planta que contiene importantes propiedades expectorantes y que ayuda a abrir las vías nasales y a calmar los síntomas de los resfríos y gripes. Sólo debes hacer hervir las hojas de eucaliptus en un recipiente con agua y al retirar del fuego, acercarte a respirar el vapor que desprende.

4) Hojas de menta y lavanda: Al igual que el eucaliptus, la menta es una de las plantas más utilizadas y al mismo tiempo, eficaces para aliviar la congestión nasal y facilitar la respiración en caso de resfríos. Para realizar este remedio casero, colocar algunas gotas de aceite de lavanda y de hojas de menta en una cacerola con agua hirviendo. Dejar hervir durante 5 o 10 minutos y hacer inhalaciones de vapor caliente cubriendo la cabeza con una toalla. También pueden ser útiles la albahaca y el eucalipto.

5) Bebidas calientes: Beber líquidos calientes como el té verde, las infusiones, los caldos, etcétera ayuda desbloquear las vías respiratorias y aliviar la congestión nasal. Beba de a pequeños sorbos para aprovechar al máximo el vapor caliente que desprenden. De igual manera, recomendamos evitar el consumo de bebidas que contengan cafeína ya que esto puede agravar la situación.

6) Condimentos picantes: Consumir alimentos picantes o muy condimentados, vuelven más líquida la mucosidad y alivian la congestión. Aunque el efecto es temporario, puede representar un bienestar nada despreciable. Prueba con los siguientes alimentos:  Pimientos picantes. Wasabi.  Rábanos. Jengibre picante. Hinojo. Ajo. Cebolla.

7) Vick VapoRub: Las cremas mentoladas o el clásico Vick VapoRub permiten descongestionar temporariamente la nariz y poder de esta manera respirar con mayor facilidad durante una o dos horas. Frote un poco de pomada sobre el labio superior, debajo de la nariz y deja que el vapor haga su trabajo.

8) Masajes en los senos paranasales: Alivia la congestión nasal con este viejo método que no utiliza ni siquiera remedios caseros, sino que simplemente se trata de un masaje con tus dedos sobre la zona de los senos paranasales. Es fácil masajearse a uno mismo, además de efectivo. Veamos tres tipos de masajes que puedes realizar en cualquier momento y en cualquier lugar. Ubica los dos dedos índices a cada lado de tu cara debajo de los ojos, (debajo de las pestañas). Comienza a masajear los senos paranasales realizando círculos hacia el exterior durante 20 o 30 segundos. Ubica tus dos dedos índices a cada lado de tu nariz pero como a 2 cm de la ubicación anterior (a la altura de los pómulos) y realiza círculos masajeando hacia el exterior durante 20 o 30 segundos.  Por último, utiliza los pulgares para masajear tus pómulos en círculos hacia el exterior durante 20 o 30 segundos. Recomienza una nueva serie de masajes hasta sentir el alivio en la nariz.

9) Actividad física: Sabemos que te sientes mal y que lo último lo que estás pensando es en realizar actividad física, pero te contamos que es bueno refrescar tu cuerpo moviéndolo. Puedes fácilmente liberarte de la congestión nasal realizando 20 lagartijas respirando únicamente por la nariz. Tu cerebro registra que necesitará más aire y esto detendrá la inflamación nasal y reducirá la producción de mucosidad.

10) Tranquilidad: El estrés puede afectar tu sistema inmunológico y detecta que cuanto más estresado estás más le costará aliviar la congestión nasal. ¡Calma! Otros consejos. Sonarse la nariz. Esto puede parecer evidente, pero es lo primero que debemos hacer para eliminar la mucosidad que se encuentra sí alojada. Limpia tu nariz cada vez que tengas oportunidad. Mantente recto. Dormir horizontal puede convertirse en una pesadilla y aumentar la congestión nasal. Intenta levantar la cabeza todo lo que puedas con la ayuda de almohadas para que respirar no sea tan dificultoso. Es posible que no aliviar la congestión pero podrás sentirte un poco más cómodo.

– Aplica compresas calientes sobre tu cara. Sumerge una toalla limpia en agua caliente, escurre y aplica sobre tu rostro durante algunos minutos. La compresa caliente ayudará a aliviar la molestia y despejará las vías nasales. Bebe suficiente agua. Mantente hidratado permanentemente y bebe la mayor cantidad de agua y de jugo de frutas que puedas. Para aliviar rápidamente la congestión se necesitan al menos 1 litro y medio de agua diarios. Esto te ayudará a fortalecer tu sistema inmunológico y desinflamará las vías nasales.

– Utiliza un humidificador. Los humidificadores y el vapor en general, son recomendados para tratar la congestión nasal ya que el aire seco y Rita la mucosa de los senos paranasales y provoca un agravamiento de los síntomas. Es por esto que muchos médicos recomiendan humedecer de manera apropiada el aire de los ambientes en donde permanecemos mucho tiempo.

– Duerme. Dormir muchas veces no es tomado en cuenta como se debiera, pero relajarse durante un día sin actividades y sin trabajo puede ser un buen remedio. Esto le da tu cuerpo el tiempo para recuperarse y dedicarse únicamente a sentirse mejor. Tanto más, si la congestión nasal no te dejó dormir durante la noche, dormir es absolutamente necesario. Si la congestión nasal persiste durante varios días, es necesario consultar con un profesional para que determine exactamente el origen y el tratamiento adecuado.



Te gustó este articulo?



Comentarios



Origen del articulo Mas: Salud


TE LO RECOMENDAMOS